No hubo en mi vida

No hubo en mi vida momento más sublime que ver su mirada encontrarse con la mía; desde aquel día, para siempre memorable, aprendí que las miradas hablan y que las miradas hablan y que las palabras de corazon a corazon se oyen más claras y fuertes que las de viva voz.  Marden A. Pescador

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.