No hubo en mi vida

No hubo en mi vida

No hubo en mi vida momento más sublime que ver su mirada encontrarse con la mía; desde aquel día, para siempre memorable, aprendí que las miradas hablan y que las miradas hablan y que las palabras de corazon a corazon se oyen más claras y fuertes que las de viva voz.  Marden A. Pescador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.