Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

0
¡Comparte el Amor!

Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.
Gabriel García Márquez

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      EmotionYou - Frases de Amor, Piropos, Historias, Reflexiones