152 frases de Jorge Luis Borges

152 frases de Jorge Luis Borges
  • Te debo las mejores y quizá las peores horas de mi vida y eso es un vínculo que no puede romperse.
  • “Siempre” es una palabra que no está permitida a los hombres.
  • De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria.
  • Planta tus propios jardines y decora tu propia alma, en lugar de esperar a que alguien te traiga flores.
  • ¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería lo que amenace a uno con la inmortalidad.
  • ¿Qué hombre de nosotros nunca ha sentido, caminando por el crepúsculo o escribiendo una fecha de su pasado, que ha perdido algo infinito?
  • A veces sospeché que lo único que no oculta ningún misterio es la felicidad, porque es su propia justificación.
  • Aceptamos la realidad tan fácilmente, tal vez porque sentimos que nada es real.
  • Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.
  • Cada novela es un plano ideal insertado en el reino de la realidad.
  • Camino despacio, como alguien que viene de tan lejos que no espera llegar.
  • Creo que con el tiempo habremos llegado al punto en que mereceremos ser libres del gobierno.
  • Cualquier vida se compone de un solo momento, el momento en que un hombre descubre, de una vez por todas, quién es él.
  • Cualquier vida, por larga y complicada que sea, en realidad consiste en un solo momento: el momento en que un hombre sabe para siempre quién es.
  • Cuando alcanzas mi edad, te das cuenta de que no podrías haber hecho las cosas mucho mejor o mucho peor de lo que las hiciste en primer lugar.
  • Cuando los escritores mueren se convierten en libros, que, después de todo, no es una encarnación tan mala.
  • Cuando me levanto, me despierto a algo peor. Es el asombro de ser yo mismo.
  • De mi debilidad, obtuve una fuerza que nunca me abandonó.
  • Decirse adiós es negar la separación, es decir: Hoy jugamos a separarnos pero nos veremos mañana.
  • Deje que otros se enorgullezcan de cuántas páginas han escrito; Prefiero jactarme de los que he leído.
  • Dólares: Son esos imprudentes billetes americanos que tienen diverso valor y el mismo tamaño.
  • He sospechado alguna vez que la única cosa sin misterio es la felicidad, porque se justifica por sí sola.
  • El cielo y el infierno me parecen desproporcionados: las acciones de los hombres no merecen tanto.
  • El diccionario se basa en la hipótesis, obviamente no probada, de que los idiomas están formados por sinónimos equivalentes.
  • El fútbol es popular porque la estupidez es popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.